¡Su próximo viaje, aquí! Active las notificaciones y reciba nuestras mejores ofertas ACTIVAR

La ruta de Harry Potter por Escocia

Publicado el Viernes 4, Octubre 2019 en Recomendaciones

Fanáticos de Harry Potter: si todavía no viajaron a Escocia, empiecen a ahorrar y anótense los siguientes lugares. 

J.K Rowling, la autora de Harry Potter, es inglesa, pero vivió la mayor parte de su vida en Escocia, más precisamente en Edimburgo, donde se inspiró para escribir la famosa saga. Todo el setting de Hogwarts y sus alrededores se asemeja mucho a los paisajes escoceses y varias de sus películas se filmaron allá. 

En este posteo les recomendamos los harryspots que no se pueden perder en su viaje a Escocia. 

Old Town, Edimburgo

Apenas llegás a Edimburgo, ya te sentís en una película de Harry Potter. Su arquitectura medieval y calles de adoquines, principalmente en su Old Town, te transportan inmediatamente a otra década. El contraste de lo medieval con lo moderno es lo que más atrapa a sus visitantes. 

Además, por su historia, conserva edificios icónicos muy antiguos, como algunos de los que mencionaremos a continuación.

The Elephant House

Empezando desde el inicio, el primer lugar que no pueden perderse en Edimburgo es la famosa cafetería The Elephant House, desde la cual J.K Rowling dio vida a toda la saga. Hoy en día sigue funcionando como cafetería y, obviamente, es muy concurrida y hay que hacer cola para poder tomarse un café en una de sus mesas. Los turistas esperan su turno para sentarse y sacarse una foto en alguna de las mesas o con alguno de los cuadros de Harry que decoran la sala. 

Castillo de Edimburgo 

Desde la cafetería, J. K Rowling tenía una vista privilegiada del Castillo de Edimburgo, en el cual se inspiró para crear las fantásticas aventuras del Harry en Hogwarts. Ubicado en altura sobre la colina de Castle Hill, se impone ofreciendo una de las mejores vistas del centro de la ciudad. El Castillo ha sido protagonista de la coronación y muerte de decenas de reyes escoceses, como también escenario de crudas batallas e invasiones que ocurrieron a lo largo de la historia de Escocia. 

Colegio George Heriot

Es uno de los colegios más antiguos y prestigiosos de Edimburgo y de su arquitectura, J.K Rowling sacó la idea para la creación de Hogwarts. Su arquitecto fue por el adinerado orfebre escocés George Heriot, quien lo creó con el objetivo de poder ofrecer una enseñanza gratuita y de calidad a todos los niños huérfanos de la ciudad.

Cementerio Greyfriars

El Cementerio Greyfriars de Edimburgo es mucho más que un cementerio. Es más bien un museo, o hasta un lugar de paseo para los escoceses, que van a sentarse un domingo a uno de sus bancos a observar los imponentes mausoleos. La propia J.K Rowling paseaba por sus calles, donde un día se inspiró en los nombres de algunos los difuntos que aparecen en sus tumbas para escribir los personajes de su primer libro de Harry Potter. 

Este lugar, más allá de esta historia, es uno de los mayores atractivos de la ciudad. Es muy recomendable tomar un tour para conocer algunas de las historias detrás de sus tumbas (hay Free walking tours muy buenos que incluyen esta parada). 

Viaducto de Glenfinnan

Todos recordamos el famoso tren que lleva a Harry a Hogwarts, que aparece en varias escenas de sus películas. En Harry Potter y La cámara secreta, Harry y Ron pasan volando en auto frente al tren que está pasando por un viaducto en altura de 21 arcos. El original forma parte de la línea West Highland entre Fort William y Mallaig, en los Highlands de Escocia. Lo más impactante es que el tren sigue funcionando a vapor hasta el día de hoy y desprende el mismo humo que vemos en la película.

Este es otro de los puntos turísticos visitados por los fanáticos de la saga, quienes lo hacen desde dos puntos posibles: arriba del tren, tomándolo desde alguna estación en dirección a Mallig y pasando por el viaducto, o bien viéndolo pasar desde su mirador, al cual se puede llegar caminado en un trekking de 30 minutos desde la Estación de Glenfinnan. 

Cataratas de Steall

Estas cataratas, ubicadas también en los Highlands, cerca de la ciudad de Fort William, aparecen en la película Harry Potter y el cáliz de fuego, cuando Harry se enfrenta al dragón Colacuerno húngaro en el Torneo de los Tres Magos. Para llegar, hay una fantástica y corta ruta de senderismo, de una hora aproximadamente que atraviesa paisajes imponentes de la garganta de Nevis Gorge. 

Glencoe

También en los Highlands, concretamente en la zona sur de Lochaber, está Glencoe, un valle de unos 16 kilómetros de longitud, rodeado por empinadas montañas. El color verde intenso invade toda la zona, producto de la cantidad de lluvia que cae durante todo el año. Este lugar aparece como escenario de una de las tomas más recordadas de Harry Potter y el prisionero de Azkaban, concretamente cuando Hermione golpea a Malfoy. 

¡Tomen nota y no se pierdan este viaje imperdible a la tierras de Hogwarts!
Busquen su vuelo ya: 
[flight-BUE-EDI]  


Origen - Ingresá ciudad, país o región
Destino - Ingresá ciudad, país o región
Aún no decidí fecha